Ser mayor de 21 años.
Acreditar renta o ingresos por sobre los $350.000 pesos en caso de ser dependiente y $450.000 en caso de ser independiente.
No tener protestos o morosidad.
Debe tener continuidad laboral en sus cotizaciones previsionales de al menos 8 meses.